ROSSCO Sitio Web Oficial

  1. INICIO
  2. Historias transformacionales
  3. Vol.25
Yukiko Harada

“¡En realidad amaba a mi madre! - Me liberé de un hechizo a través del amor de mi madre -”

Sra. Yukiko Harada, quiropráctica, Japón

¿Tiene una buena relación con sus padres e hijos? Algunos de ustedes podrían decir: "No me gusta mi padre", "No puedo perdonar a mi madre" o "No siento afecto alguno por mi hijo". ¿Pero siempre ha sido así? Quizás no, para muchos. Por alguna razón, a veces sucede que uno comienza a odiar a las personas a las que solía amar o a las que "en realidad" ama. ¿Cómo puede esto suceder? ¿Es posible volver a la relación de afecto que se solía tener? Existen ciertos mecanismos de los que quizás usted no sea consciente. Al observarlos adecuadamente, cualquier relación puede restaurarse a su estado natural.

Odiaba a mi madre

Odiaba a mi madre. Siempre pensaba que nuestra familia sería feliz sin ella. Incluso tenía la idea extrema de que solo había dos opciones para ser feliz: o mi madre moría o yo me iba de mi propia familia. Mi odio hacia ella era así de intenso.

Cuando era joven, éramos siete de familia; mis abuelos paternos, mis padres, mi hermana menor, mi hermano y yo. Había constantes conflictos en la familia y mi madre siempre estaba discutiendo con mi padre y su suegra. Cuando reflexiono sobre su situación, entiendo que mi madre tuviera dificultades y siempre estuviera enfadada porque mi padre a menudo se emborrachaba y peleaba con los demás. Su suegra a menudo interfería sobre la forma de criar a los hijos que tenía mi madre, los niños no la escuchábamos y nadie reconocía sus esfuerzos. Sin embargo, la imagen que tengo de una madre ideal es una persona de gran corazón y generosa por lo tanto, no podía perdonarle que siempre tuviera problemas con los demás.

El cuidado de mi madre a su suegra

Pasaron los años y mis hermanos menores se fueron de casa. Mi abuelo y mi padre fallecieron. En consecuencia, en casa quedamos tres personas, mi madre, mi abuela y yo. Durante este tiempo, no hubo cambios en la actitud de mi madre hacia mí ni de mi percepción de ella. Más bien, la animosidad parecía intensificada porque el número de personas que vivían en la casa había disminuido. Finalmente, mi abuela se vio afectada por demencia y necesitó cuidados especiales. Como mi madre no es muy sensible, yo estaba preocupada por su capacidad de cuidar a mi abuela. La frustración de mi madre fue incrementando y quedó exhausta de cuidar a su suegra cuya salud mental iba empeorando a causa de la demencia. De por sí, a mi madre no le gustaba su suegra, hasta el punto de que no podía ni mirarle a los ojos. Su mala actitud hacia mi abuela iba empeorando. En ese momento, me encontré con Miross.

Aprendí el Sistema

Participé varias veces en los seminarios de Miross. Le dije a la maestra: "¡Odio a mi madre!". La maestra me preguntó: "¿Qué aspecto de tu madre odias?" y yo le respondí: "Lo odio todo de ella". Entonces la maestra me dijo: "Ah, ya veo. eso significa que vigilas a su madre todo el tiempo”. La afirmación de la maestra me sorprendió. "¿Cómo? ¿Que observo a mi madre a pesar de odiarla tanto? Mi actitud fue de resistencia inmediata ya que no podía aceptar ni estar de acuerdo con eso. Pero después de un tiempo y de contemplar ese hecho, tomé conciencia y lo acepté: “Sí, la maestra tenía razón. Siempre he observado a mi madre”. Después de aprender los mecanismos de este mundo y sus trucos ocultos, el sistema Miross me fascinó por completo. Después de eso, comencé a ir a la academia Miross para tener una comprensión más profunda del Sistema.

La realidad que quería experimentar

Comencé a tener un fuerte deseo de hablar sobre Miross y se convirtió en un hábito diario hacerlo con mi madre. No sabía si mi madre podía entenderlo pero seguí hablando de todos modos con un sentimiento de alegría. Un día, recordé otra afirmación de la maestra, "Todo está dividido en dos y existe como un par". Entonces, pensé: "Si todo existe como un par, entonces el" odio" tampoco puede existir solo. ¡Significa que el "amor" existe como la pareja del "odio"! Me di cuenta entonces de que mis suposiciones sobre mi madre comenzaban a desmoronarse, no solo con la comprensión lógica del mecanismo y el sistema sino también con una comprensión honesta y simple.

Un día, para mi sorpresa, mi madre de repente me dijo: "¡Entiendo el significado de vivir en 'el Ahora'!" A pesar de que odiaba a su suegra, dijo: "La abuela solía ser una persona desagradable que se quejaba por todo pero al verla ahora, solo come y duerme cuando le apetece. Ahora es como un bebé ". Lo que es más, ¡mi madre miraba atentamente a los ojos de su suegra y sonreía! Yo estaba tan feliz de verlo que derramé lágrimas de alegría. ¡Siempre había querido ver a mi madre así! Fue como un sueño hecho realidad y estuve contenta de estar viva todavía para verlo.

Amo mucho a mi madre

¡En realidad, siempre he amado a mi madre! Recuerdo que en el pasado me centré en ciertos aspectos negativos de ella, pero después de eliminar las falsas suposiciones, pude ver a mi madre auténtica y pura como una niña. Me pareció que había sido una pesadilla la época en que odiaba a mi madre y deseaba que no existiera. ¡Ahora la encuentro tan adorable! La persona a cargo del centro de asistencia/ me dijo: "¡Nunca he visto una familia que traiga tanta armonía y risas al centro de asistencia! Nos gustaría que hablara de sus experiencias en nuestra residencia de ancianos”. Más adelante. tuve la oportunidad de compartir mis experiencias.

Creo que este cambio tan radical en la relación entre madre e hija nunca habría sucedido sin Miross. Para ser verdaderamente feliz en la vida, la felicidad en la familia es imprescindible. Así pues, tengo la intención de compartir esta maravillosa experiencia con otras muchas personas que todavía no conocen Miross y que todavía no han visto la verdadera forma de ser de sus padres.

¿Qué opina de esta historia? A menudo, las relaciones entre padres e hijos y entre nueras y suegras, son difíciles de restablecer una vez que están dañadas. ¿Qué buscan las personas en estas relaciones? Solo hay una respuesta. Todos quieren ser amados. Pero no conocen los mecanismos de las relaciones. Con Miross, cualquier relación problemática se puede solucionar para que todo el mundo sea feliz.