ROSSCO Sitio Web Oficial

  1. INICIO
  2. Historias transformacionales
  3. Vol.22
Yukiko Saiki

"Dejar de ser una heroína trágica: las trampas de las relaciones interpersonales"

Sra. Yukiko Saiki, vendedora, Japón

"¿Es amable su pareja?" Esta pregunta puede ser fácil de contestar pero si se le pregunta: "¿Es usted amable consigo mismo?", ¿cómo respondería a esta pregunta? De hecho, esta es una pregunta que a uno le cambia la vida.

Maltratada por mi padrastro

Cuando estaba en la escuela primaria, mis padres se divorciaron. Mi madre se me llevó con ella, junto con mi hermana mayor y mi hermana menor. Luego, se casó con otro hombre. Más tarde, mi madre y su marido tuvieron a una niña y a un niño. Mi padrastro nos maltrataba en nombre de la "disciplina". Nos golpeaba o pateaba casi todos los días. Cuando me maltrataba, siempre decía: "¿Por qué no puedes hacer algo tan simple?". "¡Todo el mundo puede hacerlo bien!" Siempre me culpaba por no ir bien con los estudios o por no saber limpiar adecuadamente. Debido a estas experiencias, comencé a creer "soy inferior a los demás". "No soy buena y merezco ser castigada". Esta idea de "no soy lo suficientemente buena" quedó arraigada en mí. Me odiaba a mí misma.

Miross: un mundo totalmente diferente

Odiaba a mi padrastro y le tuve miedo durante toda mi vida. Me convertí en una persona adulta que se aferraba a las "emociones negativas", incluida la auto negación, la baja autoestima, un sentimiento de culpa y un complejo de inferioridad. Después de conseguir un trabajo, fingí ser una "persona capaz" y oculté mi sentimiento de "no ser suficientemente buena". Sin embargo, esta actitud creó dificultades en las relaciones interpersonales. “¿Por qué es todo tan difícil para mí?” Por desesperación, probé con la terapia pero solo me proporcionó un alivio leve y nunca pude resolver mis problemas fundamentales. Pero justo cuando iba a rendirme me encontré con Miross. Estaba muy impresionada e intrigada por Miross. Miross era totalmente diferente de todo lo que había experimentado hasta el momento. Me sumergí en el mundo de Miross. Cuando participé en un programa de grupo que proporciona un espacio tranquilo y relajado tanto para el instructor como para los participantes, por primera vez pude mostrarme en público como una "persona incapaz". Hasta ese momento me había resultado imposible reconocer mi debilidad pero esa vez pude romper mi propia regla. Durante esa sesión grupal, compartí los sentimientos de no ser "suficientemente buena" y de sentirme "incapaz". Sentí que la instructora y los miembros del grupo simplemente lo aceptaban y acogían y me sentí curada por solo este hecho. Ese momento de confraternidad fue para recordar mi vida y comprender la razón por la que tuve que pasar por tantas dificultades.

Amaba a mi padrastro

“Lo que a uno le llega de otra persona es lo que uno se está haciendo a sí mismo”. Me sorprendí mucho cuando aprendí el sistema de esta realidad. Solía sentir la agresividad de mi padrastro y creía que me trataba como a "una inútil". Sin embargo, en realidad era lo que yo me estaba haciendo a mí misma ..., concretamente, me estaba atacando a mí misma por "no ser suficientemente buena" o por "incapaz". De hecho, me odiaba y nunca me valoré ni me acepté. Simplemente proyecté esos sentimientos en mi padrastro y otras personas. Aprendí sobre el sistema de este mundo a través de Miross y mi percepción de la división entre "usted y yo" se transformó en la percepción de que “solo existe mi "ser" en este mundo". Con este punto de vista, pude reconocerme a mí misma y decir "estaba bien tal cual". Después de eso, el odio hacia mi padrastro desapareció y comencé a sentir amor en su lugar. Además, descubrí que "¡¡en realidad amaba mucho a mi padrastro !!" Cuando descubrí ese sentimiento, me emocioné tanto que no podía parar de llorar incluso frente a otros estudiantes.

Cambio de paradigma en mi vida

Desde ese día, mi vida cambió por completo. Al valorarme a mí misma por primera vez, me di cuenta de que había amor en mi vida y mi pasado se renovó. Sentí gratitud por las dificultades con las que había tenido que enfrentarme y mi actitud hacia mi padrastro se suavizó. Si no me hubiera encontrado con Miross, habría seguido odiando a mis padres, lamentando mi pasado, odiándome a mí misma y siendo una heroína trágica. Con toda probabilidad, puede que no hubiese sobrevivido. ¡Miross me ha proporcionado un gran cambio de paradigma y mi vida se ha convertido en una bendición!

¿Qué opina de esta historia? En este mundo de la tercera dimensión, existe el "yo" y los "otros". Como sistema, Miross proporciona respuestas claras a “¿qué sentimiento le llega de los demás? ¿Qué es lo que ve en los demás? “ El mundo en el que vivimos se basa en nuestra relación con el ser. Si podemos entenderlo, nuestras vidas harán un cambio tremendo como la heroína de esta historia. Además, cualquier tipo de problema en este mundo podrá resolverse.