ROSSCO Sitio Web Oficial

  1. INICIO
  2. Testimonios
  3. Vol.03
Akira Suganuma

Desde el trastorno de pánico a la verdadera felicidad

Sr. Akira Suganuma, asistente social, Japón

Los pacientes de enfermedades mentales, como la depresión, el trastorno bipolar, la esquizofrenia y el trastorno de pánico, han ido aumentando en número, pero los tratamientos de acción rápida aún no se han descubierto. Como el agravamiento de estos síntomas a menudo conducen a los pacientes al suicidio, estas enfermedades se consideran un grave problema social y se están tomando medidas a nivel nacional. Vamos a presentar el caso de un hombre que había sufrido de trastorno de pánico durante mucho tiempo y que finalmente se curó cuando entendió el mecanismo que había causado su enfermedad.

Relaciones interpersonales en el lugar de trabajo

Antes de encontrarme con Miross, había sufrido durante mucho tiempo de trastorno de pánico. Había ido a muchos hospitales, pero los médicos siempre me decían que no tenía "nada de particular". En el último hospital psiquiátrico que visité, el doctor me dijo que yo presentaba un estado presintomático de depresión y me prescribió un tranquilizante. "Si sigo así ¿significa que me va a diagnosticar depresión?" De repente, me horroricé.

Cuanto más temía a la muerte, más rápido latía mi corazón, hasta que me resultaba casi imposible respirar. No sabía si se trataba de la realidad o de un sueño. Me sentía como si estuviera flotando en el aire, con una inexplicable sensación horrible. Luego ya no podía pasar sin medicamentos. La preocupación por mis ataques de pánico me impedía salir o conducir el coche. Pasaba épocas más tranquilas y otras en las que mi condición empeoraba pero el dolor que sentí durante cinco años fue insoportable.

Aproximadamente en esa época, mi relación con la gente en el trabajo se hizo conflictiva. Me sentía en medio de una tormenta de críticas, celos y envidia. Antes de conocer el sistema Miross, solía culpar a mi entorno, a mis compañeros de trabajo y a la sociedad. Me preguntaba por qué era yo la única persona que sufría y que tenía que enfrentarme a una situación tan difícil. Yo trataba de cambiar a mis compañeros de trabajo, diciendo, "Voy a hacerle pagar por los problemas que me ha causado." "Voy a hacer que lo lamente." Me recuerdo arremetiendo contra ellos casi todos los días. Sin embargo, en realidad la persona a quien más culpaba era a mi mismo aunque exteriormente seguía culpando a los demás.

El sistema Miross hizo desaparecer mi ansiedad

Durante esa época tan desesperada, me encontré con Miross. Miross era como una voz que me hablaba con suavidad y dulzura, diciendo, "Tú no tienes que tratar de cambiar a los demás. Las personas ante ti son sólo espejos que reflejan tu interior. Sólo hay que mirarlos con ecuanimidad."

”Ya no es necesario seguir atacando a los demás.” Estas tranquilizantes y suaves palabras me hicieron comprender que ya no era necesario castigar a los demás o hacerme daño a mí mismo. Entonces, sentí algo indescriptible y cálido que brotaba de mi interior."

Mientras aprendía el sistema Miross, pude mantener la costumbre de "observar el interior de mi mente". Como resultado, los sentimientos negativos en mi interior desaparecieron y fueron reemplazados por la sensación de paz. Al mismo tiempo, mi condición física mejoró gradualmente. “¡Me gustaría saber más acerca de Miross!"

Impulsado por algo cálido en mi interior, pronto fui capaz de viajar durante más de una hora entre mi casa y la Academia Miross sin sentir ningún tipo de ansiedad. Además, a veces viajaba durante más de 6 horas para ir y venir de Kobe para participar en los eventos de Miross. Me parecía un "milagro", porque viajar de esta forma había sido algo impensable antes de encontrarme con Miross.

A pesar de que parecía algo milagroso, no era ningún milagro. Conocer el sistema de este mundo a través de Miross y entender que todo funciona de acuerdo con este sistema mismo es un milagro. Por lo tanto, el mecanismo de la enfermedad también se hizo evidente para mí y mi enfermedad desapareció simplemente mediante la aplicación de mis experiencias al sistema Miross. Fue como encontrar una respuesta mediante la aplicación de una determinada ecuación a una pregunta.

El mundo transformado por completo

Mi experiencia con Miross me permitió encontrar el alivio del trastorno de pánico que me había torturado durante tanto tiempo. Mi ansiedad y mis conflictos internos desaparecieron por completo. Fui capaz de dirigir mi vida sin culpar a los demás, reconociendo que yo era un ser "completo" tal cual era.

Cuando me acepté a mí mismo, me encontré con una mujer que me reconoció como su pareja. Sucedió tal como indica el sistema Miross. Cuando me culpaba a mí mismo, sentía que la gente también me culpaba. Pero en el momento en que me acepté a mí mismo, encontré a una persona que me aceptó. ¡Qué sistema tan simple y hermoso!

Ahora estoy felizmente casado con mi pareja definitiva. Lo que es más, ya tenemos un bebé, que no es más que el amor personificado. Estamos sumamente emocionados de haber podido dar la bienvenida a un nuevo miembro de nuestra familia. A medida que fui despojándome de las capas de mi pesada armadura, me he ido sintiendo más ligero.

Si no hubiera encontrado el sistema Miross, no habría sido capaz de encontrar la felicidad. La Tecnología de la Nueva Dimensión "Miross" me enseñó lo que realmente soy - el verdadero Yo y "No hay necesidad de cambiar a los demás" ni "tener que luchar con nadie."

Creo que esta manera de vivir tan inteligente podrá erradicar de este mundo el acoso, los crímenes e incluso la guerra.

¿Qué piensa de esta historia? El Sr. Suganuma se encontró con el sistema Miross y entendió que el mundo opera con un mecanismo en el que la propia inconsciencia se invierte y se proyecta sobre la persona que se encuentra ante nosotros y que lo que uno siente por esa persona es lo que uno siente hacia sí mismo. Los colegas que atacaban al Sr. Suganuma no eran ni más ni menos que el Sr. Suganuma atacándose a sí mismo. En otras palabras, él se había odiado, hecho reproches, y quejado de sí mismo, sin aceptarse en lo más mínimo. Sus colegas solo reflejaban su propia actitud hacia sí mismo. Cuando se dio cuenta de este hecho, el fenómeno de sentirse atacado desapareció. La sociedad moderna parece estar llena de un miedo y una ansiedad insondables. Sin embargo, una vez que el mecanismo que controla el mundo desde atrás se hace obvio gracias al sistema Miross, el mundo que tiene ante sí se transforma en un abrir y cerrar de ojos.