ROSSCO Sitio Web Oficial

  1. INICIO
  2. Testimonios
  3. Vol.01
Saori Miyasaka

¡Eliminación de los viejos patrones de pensamiento! ¡Los tipos de relación son infinitos!

Sra. Saori Miyasaka, ejecutiva de una empresa, Japón

Los investigadores dicen que la gente de hoy en día se enfrenta a una gran variedad de problemas complejos, relacionados con el trabajo, las finanzas, el amor, el matrimonio y la salud, y muchos de sus problemas son a causa de las relaciones interpersonales. "¿Por qué son tan difíciles las relaciones interpersonales?" Prestamos atención en cómo nos sentimos hacia los demás y luego juzgamos si es bueno o malo. Miross nos ayuda a comprender que la forma cómo nos sentimos hacia los demás es realmente la forma cómo nos sentimos hacia nosotros mismos. Ser capaces de comprender esto nos libera de todos los viejos patrones de pensamiento, y entonces todas las angustias y los problemas causados por las relaciones interpersonales desaparecen.

Las diferentes escalas de valores de los hombres y las mujeres son el origen de los conflictos matrimoniales

Un testimonio:

Mi marido es el dueño de una empresa de construcción. Cuando nos casamos, nos dábamos por satisfechos con pedidos por el máximo permitido por los gobiernos locales.

Yo tenía un conjunto de valores predeterminados, que definían cómo debe ser una esposa y madre para crear una familia feliz. Mi marido sólo se concentraba en su trabajo y no ocupaba de nada fuera del mismo. Las cosas parecían ir bien al principio.

Al igual que otras parejas, nos casamos porque nos amábamos mucho. Sin embargo, la familiaridad engendra la indiferencia y comenzamos a distanciarnos. Mi marido creía en una división del trabajo basada en sus valores de lo que los hombres y las mujeres deben hacer, por lo que nunca prestó atención a nuestros hijos ya que él pensaba que tal responsabilidad recaía en las mujeres. Nuestra relación comenzó a deteriorarse.

Más tarde empecé a trabajar en su empresa y a menudo hacía sugerencias por el bien de la empresa, pero mi marido se mostraba despreciativo. Con el tiempo empezó a expresar su desdén verbalmente. Mi disgusto hacia mi marido siguió creciendo y llegó a un punto en que ya no podía soportar estar con él. Fue solo a causa de mis hijos que pensé que tenía que tratar de mantener vivo nuestro matrimonio. Sin embargo, siempre pensaba en el divorcio y traté de pedirlo en dos ocasiones, pero en ambas ocasiones él se opuso. Por último, en el tercer intento habiendo ya hablado con nuestros padres y también con nuestros hijos, cuando yo estaba a punto de presentar los papeles de divorcio, me encontré con Miross. Sólo mucho más tarde, me di cuenta de que Miross había salvado nuestro matrimonio.

¡Mi esposo cambió en un abrir y cerrar de ojos!

Miross me enseñó que lo que yo sentía hacia los demás era en realidad lo que yo sentía por mí misma. Al principio, no lo entendía ya que pensaba que mi marido tenía la culpa por haberme ignorado y por no haberme valorado. Sin embargo, seguí aplicando los métodos que aprendí de Miross a mi experiencia diaria. Entonces sucedió algo curioso.

Mi marido siempre había descartado mis sugerencias, pero una vez se mostró receptivo diciendo: "¡Esta es una idea que vale la pena considerar!" Era la primera vez que mostraba su aceptación. A continuación, me dijo que iba a tratar de conseguir un pedido importante del Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo. Me pareció que estaba liberándose de las cadenas que lo habían limitado durante tantos años.

Un día mi hermana me dijo que tenía que cancelar nuestros planes de ir a ver una obra de teatro. Entonces lancé la propuesta a mi marido y le pregunté si estaba interesado en ir. Como era el primer día de la licitación pública del Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo, esperaba que mi marido adicto al trabajo como era, me dijera “¿Cómo se te ocurre pensar que tengo tiempo para ir a divertirme?"

Para mi sorpresa, me dijo que sí y lo pasamos muy bien viendo la obra juntos sin sentirnos culpables por no trabajar. Sorprendentemente, de camino a casa, nos enteramos de que nuestra compañía había ganado la licitación del Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo. No hace falta decir que la noticia nos llenó de júbilo.

Revival of Our Partnership Nuestra relación revivió

Gracias a Miross, ahora me doy cuenta de que mi marido, a quien yo suponía demasiado absorto en su trabajo para disfrutar de su vida privada era en realidad un reflejo de mi misma, por mi parte, concentrada en ser una buena esposa y madre, no disfrutaba en absoluto de la vida. Quien no me hacía caso ni me aceptaba era yo misma aferrándome a los roles tradicionales sin aceptar la forma de pensar de mi marido.

Antes de encontrarme con Miross, la compañía de mi marido era pequeña. Pocos años después se transformó en una empresa grande. El año pasado, incluso el Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo incluso nos dio un premio y nuestro negocio sigue creciendo como resultado.

Cuando somos capaces de expresar al otro lo que deseamos cualquier cosa parece poder materializarse.

No hace falta decir que la idea del divorcio ha desaparecido por completo de mi mente. Nos hemos convertido en verdaderos socios, tanto en casa como en el trabajo. Ya no me preocupa que mi marido me ignore o no me valore. “Ese” marido simplemente ya no existe. Nos casamos porque nos amábamos profundamente y después de tantos años siento ahora que nuestra relación es aún mucho mejor que entonces. ¡Es asombroso!

Nos dimos cuenta de que el secreto de todo se encuentra en la relación. Esperamos poder seguir disfrutando de infinitas posibilidades y del poder creativo producto de nuestra relación.

¿Qué opina de esta historia? Miross la ayudó a darse cuenta de que lo que todos sentimos hacia los demás es en realidad lo que sentimos hacia nosotros mismos. Ella sintió que su marido no le hacía caso ni la valoraba. Cuando aplicó el sistema Miross a su situación re-dirigiendo a sí misma lo que sentía hacia su marido, se dio cuenta de que, de hecho, era ella quien no estaba prestándose suficiente atención a sí misma y que no se valoraba a sí misma. Esta toma de conciencia simplemente causó un tremendo impacto en su relación y transformó totalmente su vida.