ROSSCO Sitio Web Oficial

  1. INICIO
  2. Blog
  3. Vol.12

Los ojos de Rossco30 de enero de 2017 Vol.06 La utopía que la humanidad ha buscado realmente existe más allá del mundo de la tercera dimension

Introducción

Los seres humanos persiguen sueños e ideales para alcanzar la plenitud de sus vidas, pero de hecho, no saben que lo hacen porque son prisioneros de trampas tremendas. Para liberarlos de las trampas, permítanme primero discutir las leyes de tercera dimensión. En este mundo tridimensional, todo está dividido en dos: la luz y la oscuridad, delante y detrás, la vida y la muerte, el día y la noche, grande y pequeño, ventaja y desventaja. Se los considera opuestos, pero al mismo tiempo, uno no puede existir sin el otro. Del mismo modo, los seres humanos se dividen en dos: el hombre y la mujer. De esta manera dos polaridades opuestas siempre existen como una pareja y el orden mundial se mantiene gracias a este equilibrio.

Sin embargo, como nosotros los seres humanos somos los habitantes de un mundo de contrarios, no podemos ver el equilibrio. Todo es originalmente "uno", pero se percibe dividido en dos y este hecho nos hace juzgar la calidad de las cosas como buenas o malas, separando una polaridad de la otra y luego haciendo comparaciones. Como resultado, evitamos lo que consideramos negativo y buscamos lo positivo.

Pero en este mundo de equilibrio, querer lo positivo simultáneamente provoca una expansión de lo negativo en la misma proporción. Lo negativo en realidad es la fuerza motriz para buscar lo positivo. Cuando las personas tratan de cambiar a lo positivo, el negativo detrás del positivo se invierte frente a sus ojos como un fenómeno negativo. Así, cuando se intenta alcanzar el ideal, es posible acercarse pero se fracasa. Si el deseo se hace realidad, en algún momento se pierde repentinamente. La razón por la que se tienen experiencias inesperadas como esta es debido a esta ley de la reversión.

¿Qué les parece? Esta es la trampa de tercera dimensión en la que caen los seres humanos, ya que perciben este mundo en equilibrio como uno en desequilibrio.

Permítame darles un ejemplo de la Sra. S. que odiaba a sus padres desde que era niña, y había tenido un sentimiento de insuficiencia dentro de su familia y llegaba a buscar apasionadamente su mundo ideal. Después de encontrarse con el sistema Miross y de adquirir un nuevo punto de vista, pudo liberarse de la vida que le había causado tanta angustia y pudo materializar utopía.


La utopía que la humanidad ha estado buscando realmente existe más allá del mundo de la tercera dimensión


Fue el origen de su familia lo que le hizo aspirar a un mundo ideal. Su padre, un comerciante de madera, era malhumorado y siempre gritaba a sus empleados al darles instrucciones. Como resultado, se sentía intimidada por su voz áspera y llegó a temerle.

Por otra parte, su madre, presionada por el cuidado de ocho hijos y el trabajo de la casa, siempre se quejaba y la Sra. S a diario se veía obligada a escuchar sus remordimientos pasados y preocupaciones sobre el futuro.

La Sra. S despreciaba la atmósfera sofocante de su casa, pero comprendía su difícil situación y trató de ayudarles a pesar de que era solo una niña. Cuidando de sus hermanos y voluntariamente ayudando a su madre con las tareas domésticas, trató de aparentar que era independiente a los ojos de su ocupado padre.

Sin embargo, todo lo que realmente quería era el amor de sus padres. Su anhelo de amor la hizo ser una niña agradecida hacia ellos. Ciertamente, logró convertirse en una niña que no molestaba a sus padres, pero irónicamente, empezó a sentir que era ignorada y no era amada por ellos.

"Papá siempre cuida de sus otras hijas. ¡Es injusto! " "Mamá ni siquiera me sonríe por mucho que trabaje".

A medida que iba despreciando a su padre, el diálogo y la comprensión mutua dentro de su familia iban disminuyendo. Este descontento le hizo anhelar un bello mundo de igualdad y justicia, ausente de contradicciones y con mucho amor.

Trató de leer, todo lo que caía en sus manos, como por ejemplo biografías de personas excepcionales relacionadas con las religiones y la espiritualidad ya que estaba interesada en estos temas desde que era estudiante de la escuela secundaria. Cuando comenzó a trabajar, se unió a un grupo religioso y aprendió devotamente sus enseñanzas. Cuando se casó, lo hizo con el sueño de formar una familia feliz e incluso fue bendecida con hijos pero su vida matrimonial no fue bien, por mucho que lo intentó. Ella estaba constantemente peleando con su esposo que no hacía más que trabajar, y a menudo ella desahogaba su estrés en sus hijos. A pesar de que las enseñanzas de la religión estaban bien, se dio cuenta de que no eran aplicables a la vida real y decepcionada, decidió dejar el grupo religioso.

Incluso después de eso, cada vez que ella buscaba su "mundo ideal" en las religiones y ciertas ideologías, surgieron contradicciones que la hacían dejar de creer en ellas. Hiciera lo que hiciera para lograr la felicidad, su vida no cambiaba. Lo que es peor, su corazón seguía acongojado. Fue entonces, cuando tenía casi 50 años que se encontró con un grupo basado en una ideología que parecía ser su gracia salvadora. El Sr. y la Sra. S decidieron unirse al grupo, sacrificando toda su fortuna.

Sus padres y parientes se opusieron fuertemente, pero ella no escuchó. Por el contrario, pensó que podía probar que estaban equivocados haciéndose felices y demostrando que esa ideología era la respuesta, por lo tanto, la adoptaron rechazando el consejo de sus familiares.

Sin embargo, una tragedia inimaginable estaba esperando al Sr. y Sra. S. Poco después de haber creído que finalmente habían encontrado su mundo ideal, se tuvieron que luchar todavía más. Un año después de su incorporación al grupo, su hija mayor que había comenzado a vivir en una de las residencias del grupo el año anterior, se suicidó.

La causa de su muerte fue la depresión. Preguntaron al grupo con qué tipo de dificultades había tenido que enfrentarse su hija y cómo había sido su vida después de unirse a la residencia, pero el grupo no les proporcionó ningún tipo de información. Aunque el Sr. y la Sra. S estaban empezando a desconfiar del grupo, no tenían adónde ir ya que ya habían perdido su casa y su dinero. Sin embargo, lo peor fue el sentimiento de devastación por la pérdida de su hija así pues, pasaron tres años llorando con el corazón destrozado.

Nueve años después de la muerte de su hija, finalmente abandonaron el grupo. A pesar de esa trágica experiencia, se vieron atraídos por otra ideología.

Se basaba en el pensamiento intensamente positivo donde lo negativo no tenía cabida. Ellos pensaron, "Esto es algo en lo que finalmente podemos confiar" y comenzaron a aprender esa ideología. El Sr. S estudió mucho para convertirse en un instructor de la misma. Sin embargo, cuanto más la dominaban, más contradicciones sentían y más pensamientos negativos que habían suprimido comenzaban a manifestarse. Cuánto más trataban de ocultarlos, más intensas eran sus emociones que resultaban imposibles de manejar. Eventualmente, dejaron el grupo.

Cada vez que la Sra. S apostó toda su vida por lo que creía, se sintió traicionada. Finalmente, se volvió incapaz de hacer nada.

¿Qué les parece su historia? Hay muchas personas que deambulan por el mundo de la espiritualidad, ansiando la verdad de este mundo o su mundo ideal. Sin embargo, como ya se ha mencionado más arriba, aquellos que son incapaces de percibir el equilibrio de este mundo ven el mundo de la división y siguen luchando en su vida para siempre.

La razón por la que no se sentía querida por sus padres fue porque los "amaba". ¿Qué significa esto? Su miedo a no ser amada le hizo interpretar las palabras de sus padres como si no la amasen. Como resultado, ella llegó a despreciar, "a aquellos que no la amaban". En el mundo de la tercera dimensión, el amor siempre va con el miedo y puede convertirse en odio en cualquier momento.

Desesperada como estaba, la Sra. S no renunció a buscar respuestas en este mundo y finalmente encontró el sistema Miross. Al desmitificar su vida a través del sistema, se liberó de las trampas del mundo de la tercera dimensión.

Ninguna historia puede comenzar sin la relación con uno mismo. En otras palabras, la historia propia se crea en base a lo que uno se da a sí mismo. La aplicación del sistema Miross hace posible restablecer la relación fundamental devolviendo a uno mismo lo que uno siente por la otra persona.

Cuando la Sra. S hizo regresar hacia sí misma la injusticia, la contradicción y el sentimiento de pérdida que había sentido por sus padres, se dio cuenta de que se estaba descuidando y suprimiendo su deseo de ser amada. Entonces se dio cuenta de que ella era la que no se amaba a sí misma y estaba siendo injusta consigo misma.

Como no se amaba y se trataba a sí misma injustamente, se decantó por la justicia para recuperar el equilibrio y anheló encontrar un mundo ideal, fingiendo ser una persona de amor. Como resultado, su relación con ella misma se invirtió y se manifestó en un mundo injusto. Todos estos procesos ocurrieron inconscientemente. Cada ser humano vive inesperadamente la vida escrita e interpretada por uno mismo.

La Sra. S, que vio el cuadro de su vida en su totalidad, comprendió que su vida estaba conformada por las leyes de la tercera dimensión. Entonces sintió como la tensión en su cuerpo desaparecía repentinamente y que estaba llena de una inquebrantable sensación de paz y seguridad. La realidad que se desplegó ante sus ojos comenzó a cambiar radicalmente.

Durante mucho tiempo, había buscado su mundo ideal en el mundo externo, pero en ese momento se dio cuenta de que ya existía la verdadera paz y el verdadero paraíso en su interior.

¿Qué piensan al respecto? Los seres humanos no han sido conscientes de que el mundo de la tercera dimensión se basa en el equilibrio y han estado buscando lo positivo desde una posición de negativo. Como resultado, no sólo las personas sino también la humanidad misma sigue estando atrapada en el gigantesco remolino de los fenómenos de "inversión". Sin embargo, cuando cada uno de nosotros comprende el sistema Miross, es posible, con un nuevo punto de vista, alejarnos del remolino y transformar este mundo tridimensional en un paraíso de alta dimensión.